Aquest lloc web utilitza galetes pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis i optimitzar la seva navegació. Si continua navegant, considerem que accepta la nostrapolítica de cookies
Portada > Crítiques

El manga de los cuatro inmigrantes. Una experiencia japonesa en San Francisco, 1904-1924

Revista Lletres Valencianes 49 / Manel Alonso David Brieva

El manga de los cuatro inmigrantes

La editorial valenciana El Nadir abre el cofre de los tesoros con la publicación en España de El manga de los cuatro inmigrantes. Una experiencia japonesa en San Francisco, 1904-1924, un artefacto extraño y fascinante donde los haya.

Un documento histórico como el que se nos presenta tiene que enriquecerse necesariamente con un aporte de contexto y un mínimo estudio aclaratorio de la obra, pero la presentación de Frederick L. Schodt se revela como una historia en si misma, una labor de rescate apasionada realizada por uno de los grandes teóricos y estudiosos del manga desde occidente.

Descubrimos, a través de los ojos de Schodt, esta desconocida rareza histórica, una joya del cómic escondida que detona una investigación que le llevará hasta Japón, donde se reunirá con los descendientes del elusivo autor y finalizará con la labor de traducción y adaptación del libro en Estados Unidos. Un trabajo magnífico de contextualización que nos acerca a su creador y nos aporta las claves necesarias para el entendimiento de la obra.

Creada por Yoshitaka Kiyama (Henry como nombre occidental), relata la historia de cuatro inmigrantes japoneses en el San Francisco de principios de siglo xx. Fue realizada a finales de los años treinta y se remonta a sus vivencias y las de sus compañeros entre 1904 y 1924.

Es un libro curioso por varios motivos, en primer lugar por su formato. Con una estructura invariable de doce viñetas por historia, sin duda imitaba en estilo las tiras de prensa de la época que fueron los inicios del cómic tal y como lo conocemos; pero dada la imposibilidad de publicación en algún periódico, el propio autor realizó una autoedición en un solo libro en 1931. Según Schodt, sería la primera novela gráfica de la historia.

Otra faceta que llama la atención es que, pese al interés general que presenta hoy en día como documento histórico y crónica social de una época, originariamente estaba escrito de manera bilingüe en japonés e inglés y dirigido principalmente a otros inmigrantes japoneses en Estados Unidos, lo que reducía enormemente su público y suponía un problema añadido para su publicación.

También llama la atención el alto componente documental de sus historias –nada común en las tiras de prensa del momento basadas más en la inmediatez– que ciertamente le otorga esa importancia como testimonio, pero también lo sitúa como un sorprendente antecedente del cómic autobiográfico.

El manga de los cuatro inmigrantes es una crónica de la dureza en la vida de los inmigrantes japoneses llegados a Estados Unidos en la diáspora de inicios del siglo xx. Es testimonio del rechazo y la discriminación que sufrieron en una época de legislación antijaponesa y de su lucha por prosperar en un mundo que para ellos representa la modernidad y oportunidad, frente a la anquilosada tradición japonesa y la miseria que asola Japón en esta época, fundamentalmente en los entornos rurales.

La obra está compuesta por 52 historias que oscilan entre los años 1904 y 1924 y reflejan los principales acontecimientos históricos sucedidos en California durante este periodo como son el gran terremoto de San Francisco de 1906, la Exposición Universal de 1915, la Ley Seca (1920-1933) o la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Estos y otros temas más relacionados con su situación como la precariedad laboral de los inmigrantes o las novias por correo constituyen el universo de los protagonistas que se ven arrastrados por las circunstancias que les rodean con humor (fundamentalmente negro) y resignación hasta en las situaciones más amargas.

Uno de los principales valores de la obra de Kiyama es su capacidad para construir personajes complejos, alejados de la caricatura evidente y sustentados por diálogos agudos y repletos de humanidad que aún hoy, a ojos de un lector del siglo xxi, dotan a la historia de una fuerza extraordinaria.

El manga de los cuatro inmigrantes nos hace reflexionar sobre las relaciones entre diferentes culturas y nacionalidades y los conflictos que surgen de ellas. Tiende una alargada sombra que llega hasta los convulsos movimientos migratorios actuales y la repetición de actitudes pasadas en nuestros días, y se erige como lectura obligatoria para entender al otro, que en el momento menos pensado podrías ser tú.

David Brieva

Revista Lletres Valencianes núm. 49 

El manga de los cuatro inmigrantes

Opinions Deixa la teua Opinió
No existeixen opinions per a aquest element.
Deixe la seua Opinió
Títol
Valoració 0 1 2 3 4 5
  

Amunt OpinióOpinió Enviar a un amicEnviar a un amic TornarTornar

Si vols estar al dia de les novetats de la nostra pàgina i saber què passa en el món del llibre et convidem a unir-te al nostre newsletter.

SUBSCRIU-TE A LA NOSTRA REVISTA DIGITAL

Hemeroteca
Accés
Destacats
Lletres Valencianes Editors TV
COBCV
AEPV
APIV
GREMI LLIBRERS
AEPV
AEPV
Amb el suport del Departament de Cultura
Fundació pel Llibre i la Lectura | 2014
C/ Martínez Cubells, 6 - 1r - 1a
46002 València tel. 96 394 50 03
info@fundaciofull.com
Diseño y Desarrollo Web Im3diA comunicación