Utilitzem galletes pròpies i de tercers per realitzar l'anàlisi de la navegació dels usuaris i millorar els nostres serveis. Al prémer ‘Accepte’ consenteix aquestes galletes. Podeu obtenir-ne més informació, o bé saber com canviar-ne la configuració, fent clic a Més informació
Portada > Notícies

Romper ese cristal que nos refleja

Zenda/ DANIEL J. RODRÍGUEZ | 22-09-2020

Ángelo Néstore ha publicado tres libros de poesía. El último, Hágase mi voluntad, ha sido galardonado con el XX Premio Internacional de Poesía Emilio Prados en 2019. Pero eso no es lo importante. Lo importante es la herida que el poeta de origen italiano se empeña en abrir con sus textos. Y tal vez eso tampoco lo sea: quizá lo verdaderamente relevante es ver cómo Néstore se unta las manos en almizcle para hundir los dedos en la llaga, romper la sutura y mostrar el cuerpo abierto en dos, como restos de cristal dispuestos en una danza alegre sobre el suelo.

Así actúan los poemas de Hágase mi voluntad: son el golpe directo de un puño que guarda pétalos de rosa en su secreto. El escritor no renuncia a la belleza de unos versos limpios con los que lo cuestiona todo, hasta a sí mismo, para vencer —siquiera unos momentos— el silencio sobre la violencia, sobre las dinámicas de poder que el hombre ha ejercido y ejerce. Y preguntarse qué partido toma él en todo esto, si acaso lo toma.

Hoy escribo contra mis manos, contra mis brazos,
que buscan siempre palabras hacia fuera
y son el hambre
y son la guerra
y todo es silencio.

Escribo hoy desde mi clase media,
desde mi cama, acomodado.
Estoy pensando en mis venas, solas,
ocultándose y ocultando.

Hoy no escucho la bomba alejarse,
hoy la veo mientras se aleja.

Recuerdo que un tiempo usaba la palabra cuerpo
como variación de territorio
y allí hacía la guerra.

Ahora me toco a mí mismo,
me miro a mí mismo,
me toco a mí mismo,
me miro a mí mismo.

He decidido tirar piedras contra mi herencia
porque yo soy el enemigo
y escribo mi dolor para aceptarlo.

Los poemas de este libro que llora desde su cubierta cumplen el propósito de Néstore por desdibujar ese aparente «mundo feliz» que hemos creado. Un lugar en el que tolerancia, respeto, amor y otras tantas palabras están corruptas por cada uno de los labios que las pronuncian y son elementos de una lengua que ha de reinventarse para contar mejor, para reflejar con más acierto, para hacernos mejores: “Debe de existir un lugar donde poder inventar una lengua / que no hable siempre en masculino, / que no defina, / que no explique, / una lengua que no abstraiga, / que me haga dudar”.

¿Quién soy si soy quien no soy?

Más allá de ser una crítica inmisericorde hacia este infeliz sistema que hemos generado, Ángelo utiliza Hágase mi voluntad contra sí mismo. El escritor, que vive, trabaja y escribe desde Málaga, cierra poemas en los que se reprocha a sí mismo, continuamente, por formar parte de este ‘espejo sano’ en el que no caben bordes ni filos —“Mi estirpe es un vagón repleto de hombres”—.

Llegir més: https://www.zendalibros.com/romper-ese-cristal-que-nos-refleja/?fbclid=IwAR2zNP5WKjcWNZzQkQK8dIeItRHuEAg0vE_Ub-F6gl8oLAhzCvsAsZExW_o

Opinions Deixa la teua Opinió
No existeixen opinions per a aquest element.
Deixe la seua opinió
Títol
Valoració 0 1 2 3 4 5
  

Amunt OpinióOpinió Enviar a un amicEnviar a un amic TornarTornar

AEPV
AEPV
Amb la col·laboració de la Conselleria
d' Educació, Investigació, Cultura i Esport
Amb el suport del Departament de Cultura
FULL-Fundació pel Llibre i la Lectura
Gran Via Ramón y Cajal, 1 - 3a
46007 València tel. 96 394 50 03
info@fundaciofull.com
Diseño y Desarrollo Web Im3diA comunicación